CONSEJOS ADIESTRAMIENTOSPERROS
ADIESTRAMIENTO DEL PODENCO 2ª Parte


Además del adiestramiento uno de las cosas que más resultado da en un podenco es el cariño y la dedicación que les podamos ofrecer. El podenco en principio es un perro cabezón  y arisco pero según valla cumpliendo años el nos irá devolviendo todo el cariño que le hemos transmitido en los primeros meses o años.
Cadillo de podenco de muestra
Cachorro de podenco de muestra

En el artículo anterior se acabo con la salida al campo con algún otro perro para que este se vaya picando, pues bien una vez ya veáis que vuestro podenco se ha picado llega el que es para mí el momento cumbre, MATARLE EL PRIMER CONEJO. Para ello el cadillo lo tenéis que sacar solo al monte donde previamente ya he echado algún conejo para no fallar, lo ideal es no echar conejo, pero en mi zona son más bien escasos. Una vez preparada la zona de caza y con la escopeta en mano sacamos a nuestro cadillo y si hace falta guiándolo un poco lo vamos aproximando al conejo. Cuando el perro lo ha localizado y lo persigue, disparamos al conejo y lo abatimos. Nuestro cadillo lo cogerá,  lo morderá con rabia y a lo mejor nos sorprende y nos lo trae.
Si es así lo acariciamos, le felicitamos y poco a poco sin excesiva fuerza le quitamos el conejo y le premiamos con algún alimento, yo lo que utilizo son salchichas de Frankfurt. Una vez realizado todo este adiestramiento yo soy de los que cree que el podenco lo único que necesita es monte y más monte, eso sí con conejos.
Podenco cobrando conejo
Podenco cobrando conejo

En algunos podencos el tema del cobro está un poco duro pero con el tiempo es raro el podenco que no cobra. Aunque hay algunos cazadores de conejo que creen que no se debe hacer yo para motivar a mis podencos al cobro cada vez que me traen un conejo lo destripo y les doy un poquito de tripas a cada uno en especial al que lo ha cobrado.
Muchos dicen del podenco que es un perro indomable y tozudo, pero en mi pequeña experiencia os diré que no es así. Hay que tener algo más de paciencia que con un perdiguero, pero con cariño veréis que poco a poco todo se va solucionando.
Tengo conocidos de caza que utilizan sistemas más radicales para el adiestramiento, pero yo siempre recomiendo lo mismo cariño, cariño y más cariño. También debemos asumir si queremos cazar con podencos que ellos se tienen que adaptar al cazador, pero también el cazador al perro ya que para mí si el perro pierde toda su libertad en la caza y no tiene algo de independencia su efectividad como cazador pierde mucho.

No hay comentarios: