PESCA
PESCA EN PEÑISCOLA
SEPTIEMBRE DEL 2012


Es principio de septiembre y para mi empieza una de las mejores épocas para pescar la dorada. En esta ocasión, nos desplazamos a Peñiscola  y el lugar de elegido para pescar es enfrente de la Hospedería del mar. Los cebos que pensamos utilizar son las navajas, el calamar, el americano y la lombriz.
PESCA SARGO1
Un sargo y un congrio eso fue todo

Llegamos a la playa a las siete de la tarde y empezamos a montar las cañas, el mar está un poco movido y la última ola que rompe alcanza el metro de altura, por lo que decidimos lanzar con plomo de alas para que la recogida sea más fácil. Al estar el mar movido utilizamos aparejos de un solo anzuelo para evitar que se líen y plomo corrido.
Ya a las 20,30 horas estamos listos para empezar la jornada y lanzamos la primera caña al agua. No tardamos ni una hora para tener la primera picada, se trata de un sargo de mediano tamaño el cual entra al calamar. Van transcurriendo las horas y el pescado no se anima, además hoy la lombriz y el americano no tienen éxito ya que las únicas picadas que tenemos son con la navaja y sobre todo el calamar.
Pesca sargo
Carlos con sargo de casi 1Kg
A las doce de la noche comentamos con mi compañero Carlos que hacer ya que no entra nada y decidimos continuar haber si hay algún cambio  en el mar  o en el tiempo que haga picar al pescado. Sobre las 2 de la madrugada el viento amaina y parece que el oleaje también, pero siguen sin picar. Sobre las tres de la mañana y apunto de recoger una de las cañas se dobla como si un tiburón hubiera picado y después de varios minutos de lucha mi compañero Carlos se hace con un bonito sargo de casi un kilo de peso “estupendo ejemplar”.

El sargo a picado con calamar y decimos seguir pescando haber si por fin se deciden a picar, tras dos horas más de pesca los peces siguen sin dar señales de vida por lo que decidimos recoger y dar por concluida la jornada de pesca. No ha sido una buena noche ya que sólo hemos sacado algunos sargos de mediano tamaño, un sargo de un kilo y como curiosidad un congrio.

No hay comentarios: