ESPECIES DE PESCA
EL SARGO


El sargo es uno de los peces más comunes en nuestras playas Españolas. Pertenece a la familia de los esparidos, su cuerpo es ovalado y las aletas muy pronunciadas. Su librea es plateada y decorada con franjas transversales oscuras dependiendo de su clase y zona en la que habitan.
Sargo común
Sargo pescado en Peñiscola por Carlos de 800 gramos

Una de las señas de identidad del sargo común es la mancha negra que tiene, situada entre el final del cuerpo y donde empieza la aleta. Hay cinco clases de sargo: el sargo común, sargo real,  esparrallon, sargo picudo y la mojarra.
Las modalidades más habituales a la hora de pescar esta especie son: el flotador y sur-casting.
Al sargo le gusta casi todo siendo mis cebos preferidos para pescarlo la quisquilla y sobre todo el calamar. Las peores condiciones para pescar el sargo son la luna llena y el mar en calma, el sargo prefiere aguas movidas y espumosas. Por la noche suele picar a corta distancia de la playa y a muy poca profundidad.
Cola del sargo
Detalle mancha negra en la cola del Sargo

Cuando pesquéis un sargo recordad que es un depredador y tiene grandes dientes, no introducir los dedos en la boca para desanzuelar. Hay que cogerlos por las agallas o utilizar un desanzuelador.
Podemos pescar sargos durante todo el año, pero su verdadera época empieza de septiembre y termina en mayo.


El sargo además de proporcionarnos buenos lances en la playa es un pez exquisito a la hora de comerlo. Para cocinarlo necesitamos una cebolla, dos patatas y un sargo de un kilo aproximadamente. Se corta la cebolla en medias lunas y se sofríe, se reserva, a continuación pelamos las patatas, las cortamos en rodajas y las sofreímos en el mismo aceite. Por último en una bandeja para el horno ponemos un manto con la cebolla, luego la patata y por último el sargo o los sargos. Lo ponemos al horno a temperatura media y esperamos un cuarto de hora y ya está listo para comer.

No hay comentarios: