RAZAS DE PERRO
EL BRACO ALEMAN


Es un perro que destaca por su polivalencia a la hora de cazar ya que se desenvuelve bien con cualquier especie de caza ya sea conejo, liebre, perdiz o codorniz. También se desenvuelve bien en la caza de acuáticas o de zorros.
En su juventud es un perro cariñoso con los niños y con sus propietarios y en su gran mayoría es obediente y fácil de enseñar.
BRACO ALEMAN

Es un perro muy elegante, fuerte, ágil y resistente. En acción de caza va a ritmo de galope que nos da la impresión que aún le quedan reservas de velocidad. La cabeza alta por encimas del lomo, para poder percibir las emanaciones lejanas de la caza. Es un perro capaz de trabajar sin descanso, sin disminuir su rendimiento, aguanta muy bien el frio y la humedad.

BRACO ALEMAN1
Braco propiedad de Antonio
Es un perro de muestra, con una magnifica parada cuando tiene localizada la pieza y es capaz sin ninguna dificultad de una vez abatida la pieza localizarla y llevárnosla a la mano.
Todo esto le pide su dueño, por eso su mejor definición es la de perro POLIVALENTE, es decir que puede realizar una gran variedad de funciones, en oposición a algunas razas de perros de caza, que son especialistas en trabajos o en especies de caza concretas.
Por lo tanto, el Braco Alemán es en la caza, y esa es su función principal, fundamentalmente un perro de muestra, pero también lo es de cobro, de aguas y capaz de realizar un rastro de sangre, pues todo ello puede hacerlo el mismo animal, y si queremos llegar a comprender su comportamiento su carácter y su constitución, no debemos olvidar ninguna de estas facetas, que tanto le marcan.


Braco Aleman 3
El adiestramiento como en todas las razas empieza de pequeño siendo bastante sencillo con esta raza debido a su obediencia y inteligencia innata en el. En la faceta que más hincapié hay que hacer en su adiestramiento es en la de no alejarse ya que tanto el olfato como el cobro son cualidades que le vienen de nacimiento.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo tuve uno y era genial especialmente para la perdiz