BUCEO
ASÍ EMPECE A BUCEAR

 


Uno de los mayores deseos de mí vida ha sido explorar los fondos marinos y ver que había allí abajo, como se comportaban los animales, ver sus colores, observar como a pasado el tiempo en los barcos hundidos en definitiva sentirme como pez en el agua.
Durante mis vacaciones de verano empecé a salir con mis hijas a hacer snorkel y empezamos a sentir una atracción indescriptible por las profundidades que iba creciendo con cada salida así que un día nos decidimos los tres a hacer el curso de buceo B1E.Para hacer el curso elegimos a José Luís que fue nuestro maestro y todavía en la actualidad es nuestro amigo e instructor.

Aprendiendo a bucear

El curso fue duro y lleno de dificultades pero con la ayuda y sobre todo la paciencia de José Luís salimos adelante y nos matriculamos con éxito. Una de las mejores anécdotas que recuerdo fue cuando en mi primer contacto con el mar no llevaba suficiente lastre y José luís me hizo bucear con una piedra entre las manos para que no flotara y pudiera sumergirme.
Muchas han sido desde entonces la inmersiones y muchas las cosas vistas, pulpos, meros, pecios (barcos hundidos) y un sin fin de cosas pero si tuviera que destacar una es la paz y tranquilidad que se respira a 20 metros de profundidad.
Inmersión en Columbretes
En este blog os contaré relatos y videos de mis inmersiones así como algún consejo pero sobre todo os recomiendo una cosa TENEIS QUE PROBARLO merece la pena, eso sí siempre con ayuda de profesionales, el buceo no es ni más ni menos peligroso que conducir por una carretera, siempre y cuando se sigan unas normas.

Se me olvidaba el de la arriba a la derecha soy yo.



© Copyright Angel Centelles

No hay comentarios: